martes, 06 de marzo de 2018 | Información de Interés

Barcelo celebra su 10° Aniversario

En la literatura novelesca y de intriga, los hoteles siempre han sido escenarios predilectos de escritores y narradores para dar vida a historias y personajes, algunos melancólicos y rocambolescos, otros meros transeúntes de relatos apasionados. Borges, Cortazar, Fitzgerald, de Beauvoir, Hemingway son solo algunos de los maestros que han hecho de estos enigmáticos y misteriosos lugares (los hoteles) sus guaridas para dar rienda suelta a su imaginación, a su prosa, y así deleitarnos con verdaderas obras maestras.

 Lejos de esas historias épicas o fantasmales, detrás de las fachadas y muros de un hotel se encuentra todo un equipo de profesionales que diariamente se esfuerzan para que aquellos que nos encontramos lejos de nuestro hogar, consigamos sentirnos un poco más cerca de nuestra casa y, por unos breves instantes, olvidarnos de la distancia que nos separa.

A 10 años de su fundación, nos acercamos al Hotel Barceló Guatemala City para conocer esa breve historia, esos microrrelatos que durante esta década han ido construyendo el camino de este pequeño rincón de paz en la tumultuosa Ciudad de Guatemala.

Corría el año 2008 cuando el Grupo Barceló, con deseos y voluntad de invertir en Guatemala, se encuentra con un hotel ubicado entre las 14 y 16 calle de la zona 9 que cambiará todos sus planes y marcará, sin saberlo, el rumbo de una nueva historia. Tras meses de negociación, la empresa adquiere la propiedad de un antiguo hotel de bandera estadounidense, asumiendo a su vez la responsabilidad de mantener la familia de 420 empleados que trabajaban en el hotel. La Ciudad de Guatemala pasaba así a formar parte del portafolio del Grupo Barceló, una empresa familiar con más de 80 años de historia y que a lo largo de este tiempo ha ido creciendo de la mano con el país.

Con todo, una década después, 397 habitaciones, 3 restaurantes, centro de negocios y un sinfín de salones listos para acoger cualquier evento, el Hotel Barceló ha conseguido erigirse como uno de los referentes de hostelería de la región. Si bien sus cifras hablan por sí solas (una ocupación promedio de 85%), la clave del éxito que ha hecho avanzar al hotel a lo largo de esta Entrevista 90 años marcando la ruta de los negocios entre España y Guatemala década reside en las personas que día a día escriben la historia del hotel y hacen que este cobre vida.

El relato de esta casa, además de estar impregnado de la determinación, ánimo de innovación y sobre todo, calidez humana que distinguen hoy al Barceló, ha sido galardonado con premios como el Distintivo Cristal o el Traveller’s Choice Award 2018 de TripAdvisor, añadiéndolos a una larga lista de galardones del sector, reconocimientos que, en definitiva, no se consiguen por mera casualidad.

Por si fuera poco, en esta novela también encontramos a otros escritores, personas que además de llevar años contribuyendo con su trabajo, han empezado a construir su propia historia dentro de las paredes del hotel. Cada uno de los miembros de esta familia representa la viva imagen de un hotel que busca convertirse en algo más, en un auténtico hogar. Cuando preguntamos acerca del futuro del hotel y de las expectativas para la próxima década, con la convicción de quienes sienten pasión y felicidad por su trabajo nos contestan que:  «el futuro lo definen los retos, el reto de mejorar cada día y de seguir dando a nuestros clientes el mejor de los servicios. Ahora que hemos cumplido 10 años, todavía tenemos mucho camino por andar pero, sobre todo, tenemos mucho que agradecer a todos aquellos clientes y amigos que han confiado y siguen confiando en nosotros.»

Y es que en el Hotel Barceló han confiado personas tan distinguidas como embajadores, mandatarios y dirigentes políticos, personas de negocios e incluso, y de forma reiterada, los Reyes de España. Personas que en definitiva, cuentan con la certeza de que no solo el servicio será impecable, sino que tendrán a su total disposición a un equipo de trabajadores orgullosos de formar parte de esa familia.

 De esta historia no solo el Hotel ha sido parte, también lo han sido los acompañantes que, a paso de fieles escuderos, han confiado en el Barceló para organizar eventos y agasajar a sus invitados. Es el caso de la Cámara Oficial Española de Comercio de Guatemala, socia y amiga del hotel y que desde que el hotel abriese sus puertas ya hace 10 años, ha sido un acompañante inseparable para todos los eventos que desde la Cámara se han ido impulsando. Son muchas las historias que unen a estos dos socios. Catas de vino, encuentros empresariales, foros de discusión, pero en definitiva, son las relaciones de amistad entre las personas de ambas instituciones las que han aportado la confianza y estabilidad a tan duradera relación.

Y sin embargo, al pensar un hotel como el Barceló, imágenes de lujo, servicio, calidad y bienestar invaden nuestra mente. No obstante, el Barceló también es futuro y responsabilidad social para con los guatemaltecos. Puerta de entrada para visitantes extranjeros, la familia de los trabajadores del Barceló se esfuerza por invitar a sus huéspedes a interesarse por la identidad cultural del país y animarlos a visitar todos aquellos rincones que, como el propio hotel, tienen muchas historias por contar. Tiendas de artesanía, alfombras de aserrín gigantes, decoración autóctona y en definitiva un espíritu de superación envidiable, son solo algunas de las insignias chapinas que viste orgullosamente el Hotel.

Bajo el lema de ‘creciendo con el país’, el Hotel también ha colaborado felizmente en proyectos solidarios junto con asociaciones como Futuro Vivo, emprendiendo iniciativas como el Concurso de nacimientos, en el que se congregan una infinidad de nacimientos, reconociéndose la originalidad, creatividad y el trabajo realizado, o la construcción del Belén Monumental, un nacimiento de inmensas proporciones y que es desvelado cada navidad por los niños y familiares de dicha organización en la entrada del hotel.

En este su décimo aniversario, el Barceló Guatemala City además de sorprendernos con celebraciones y pequeños detalles cada mes, se prepara para afrontar la próxima década con la misma ilusión y el entusiasmo que un día vieron en la ciudad de la eterna primavera.

Terminamos nuestro recorrido donde iniciamos, en el lobby de un recinto que ya nos es familiar y con la singular sensación de estar en un sitio que se asemeja a nuestra casa, un lugar donde nos conocen y donde ya no nos sentimos extraños. Y es que el Hotel Barceló Guatemala City no es simplemente un hotel, es una casa que ya forma parte de esa “calle donde vivimos”, y que sin lugar a dudas, lo seguirá siendo por muchos años más.

   

Como exportar a la Unión Europea
Inter Banco
Cámara Guatemalteca de la Construcción
Ascabi